Estadísticas importantes a tener en cuenta en una tienda online

Cada día es más importante para una tienda online disponer de una herramienta de Analítica Web, conocerla y usarla correctamente. Para los que no saben qué es exactamente, una herramienta de analítica lo que hace es registrar todas las acciones que realizan los visitantes de la tienda online para luego poder realizar mediciones y análisis de esos datos, todo ello con el objetivo de entender y optimizar el uso de la tienda online, por ejemplo:

  1. Analizar si la estrategia de posicionamiento está funcionando

  2. Detectar fallos de funcionamiento en la tienda (enlaces desde páginas no deseadas e incluso hackeos de la web)

  3. Conocer a los visitantes de la tienda (perfil demográfico, procedencia, días con mayor número de visitas…)

  4. Saber que hacen en la tienda (cual es la primera página que visitan, cual la última…)

  5. Averiguar los productos más rentables

  6. Averiguar cómo llegan los visitantes a la tienda.

Hoy en día hay muchas herramientas para realizar analítica, tanto de pago como gratuitas. Tiendy dispone de una analítica interna que muestra información en tiempo real acerca de las visitas y ventas realizadas en la tienda, aunque, de forma adicional, se pueden usar otras herramientas, por ejemplo Google Analytics, que además de ser una de las más extendidas en prácticamente cualquier tipo de sitio web, permite realizar informes y cruzar prácticamente cualquier dato que queramos analizar.

Métricas importantes a tener en cuenta en tu tienda online

Sin embargo, lo importante no es tanto centrarse en la herramienta que se use, sino en el significado que tiene para nuestro negocio online. Muchas veces cuando vemos la analítica lo que vemos son muchos números, muchos de los cuales no sabemos qué significa, ni tampoco el grado de importancia que tienen.

Para realizar la analítica se definen las métricas web. Las métricas son los valores de las medidas realizadas durante un espacio determinado de tiempo y funcionan como indicadores del comportamiento de los usuarios en la tienda, y se usan principalmente para verificar si los objetivos que se han establecido se están alcanzando, y si no ocurre, ser capaces de detectarlo lo antes posible e intentar solucionar lo que pueda estar fallando. Hay infinidad de métricas, tantas como posibles interacciones que pueda tener el visitante con la tienda online, sin embargo no todas son igual de útiles. A continuación vamos a ver algunas de ellas:

  • Tráfico total: Es el número de visitantes que recibe la tienda. Es una métrica especialmente importante al principio de la tienda, cuando está en fase de posicionamiento. Más adelante, su valor absoluto no es tan importante como sus variaciones de su valor.

  • Rebotes: Se produce un rebote cuando un visitante llega a la tienda online, visita una única página y abandona la tienda. Hay que tener en cuenta que el porcentaje de rebote dependerá de muchos factores, pero en general lo deseable es que sea el menor posible (la excepción son las webs de una sola página, pero no es usual que una tienda online tenga esa estructura). Una tasa de rebotes alta puede ser el síntoma de que el visitante llega a la tienda esperando encontrar algo que no encuentra, o que lo que encuentra no es relevante ni convincente. Por ejemplo, si la tienda es de artículos de bebés, es importante que en todas las páginas se vea claramente que se pueden comprar artículos de bebés, usando para ello los títulos de las páginas, imágenes, textos, etc..

  • Procedencia del tráfico: Con ella se puede saber el grado de utilización de los diferentes canales que usamos para dar a conocer nuestra tienda o una oferta determinada (por ejemplo a través de un anuncio en google, una campaña en Facebook, nuestro boletín de noticias, el buscador o un enlace directo desde una web amiga). Así se podría conocer cuales son los canales más usados por nuestros clientes y potenciar las campañas que realmente dan éxito.

  • Páginas de entrada y salida: Es importante conocer cómo es el comportamiento del usuario en la tienda, para comprobar que la tienda online cumple con las expectativas. Podemos pensar que cuando un visitante entra en la tienda siempre lo hace a través de la página de inicio, pero eso no suele ser cierto, también lo suele hacer a través de otras páginas de entrada, como puede ser la página de categoría o de artículo. Las páginas que se detecten como entrada deben ser revisadas para conseguir que el usuario pueda seguir navegando por nuestra tienda buscando más productos. Igualmente lás páginas de salida hay que analizarlas con detalle, ya que son las últimas páginas que el usuario visita antes de salir de la tienda. Esto es especialmente crítico si aparece como página de salida alguna que pertenezca al proceso de compra, ya que puede indicar un mal diseño del mismo.

Métricas web importantes a tener en cuenta en una tienda online

Hay muchas más métricas interesantes como pueda ser el número de páginas vistas, o el dispositivo que usan los visitantes, que conviene monitorizar para conocer como mejorar la tienda online y facilitar que los usuarios: por ejemplo si sabemos que el 40% de las visitas a la tienda se realiza desde un modelo determinado de móvil, cuando hagamos cambios en el diseño de la página debemos asegurarnos que en ese modelo funcione todo correctamente.

Dejar un comentario…


Crisis económica, internet y redes sociales

A lo largo del año y medio transcurrido desde el verano de 2008 hasta ahora se han venido produciendo en el mundo un conjunto de acontecimientos económicos y sociales con influencia directa en todos los ámbitos de la vida de su población, en particular, en el socio-cultural y el tecnológico.

La extraordinaria recesión mundial, fruto de la agudización de la crisis económica y financiera, ha traído como consecuencia el hundimiento de las economías familiares y empresariales de la inmensa mayoría de países y el consiguiente derrumbe de todos los índice, parámetros y datos sobre los que se asienta el actual sistema económico. A grandes rasgos y sin entrar en detalles -ya llevamos más de un año padeciendo el bombardeo de cifras económicas por parte de todos los medios de comunicación- nos referimos a:

• Caída del PIB (producto interior bruto) de la práctica totalidad de países, alcanzando la mayoría de ellos cotas negativas.

• Reducción de las cifras de gasto de las familias hasta niveles alarmantes, lo cual ha provocado el hundimiento del sistema de sociedad de consumo imperante.

• Asfixia y desaparición de un elevado porcentaje de empresas y, lo que es más importante, de pymes, microempresas, negocios familiares y profesionales autónomos, debido en gran medida a fa falta de crédito de las entidades financieras por una parte y al derrumbe de los niveles de consumo social por otra.

• Aumento de las cifras de paro en todos los países (con niveles escandalosamente altos en España).

Mientras tanto, en el ámbito tecnológico, más concretamente en Internet, se han venido desarrollando de forma simultánea otro conjunto de acontecimientos, derivados de la situación de crisis y probablemente acelerados o estimulados por su magnitud, que han tenido como vía de propagación la Red:

• Incremento superior al 70% del número de internautas a nivel mundial durante el último año, pasando de los 1007 Mill. de finales de 2008 (cifras de la consultora Comscore) hasta alcanzar el pasado septiembre los 1.734 Mill. (estimaciones de Internet World Stats). En España ya alcanzamos los 24,3 Mill. según datos de la Fundación Telefónica.

• Frente al descenso de las cifras de negocio del sector servicios tradicional, se está produciendo un aumento en paralelo del volumen de facturación del comercio electrónico a nivel mundial, crecimiento basado en dos aspectos fundamentales y decisivos del mercado online: un extraordinario abaratamiento de costes y un exponencial crecimiento del número de posibles clientes. La consultora Forrester nos muestra las ventas generadas por el comercio electrónico mundial durante los años 2008 y 2009, 215 y 239 mil Mill. € respectivamente, con unos crecimientos interanuales del 18% en 2008 y del 11%, 12% y 16% en los tres primeros trimestres del 2009. Las expectativas de crecimiento interanual para los próximos cuatro años son, según esta misma consultora, del 14,2% en 2010, 10,2% en 2011, 9% en 2012 y 8,2% en 2013.

• Aumento del volumen de negocio del sector publicitario en la Red, producido no por incremento de las cifras globales de inversión de las empresas en publicidad, sino por crecimiento de un medio determinado dentro del sector como es Internet (conviene recordar que la publicidad actúa como parámetro indicador de hacia dónde se dirigen las nuevas tendencias sociales y, por tanto, las Empresas). Si consideramos la cifra de gasto mundial en publicidad mundial durante 2008, 266,5 mil Mill.€, ésta supuso una tasa de crecimiento del 1,3% respecto de 2007. Para 2009 y 2010 no se esperan variaciones significativas (consultora ZenithOptimedia). Muy al contrario ocurre con la publicidad en Internet, la cual experimentará un crecimiento (previsiones de la comsultora PWC), desde los 42,9 mil Mill.€ en 2009 hasta los 63,3 m.M.€ en 2013, con tasas de crecimientos anuales en torno al 13,4%.

En el ámbito socio-cultural, y también de la mano de la tecnología, se ha producido asimismo un vertiginoso crecimiento de las redes sociales, sistemas de mensajería instantánea y otras formas de intercomunicación personal -y empresarial- y un lento declive, sobretodo dentro del sector juvenil, del medio de difusión de la información por excelencia, la televisión (peor parados aún salen otros medios como la prensa escrita, radio, revistas, etc.). Así, a modo de ejemplo, observamos que en España el número de usuarios de redes sociales se ha incrementado en el último año en un 500% (tres de cada cuatro internautas), dejándola como el segundo país de Europa por penetración tras Gran Bretaña (Fundación Telefónica). El primer puesto a nivel mundial lo ocupa Brasil.

Las consecuencias de este boom de las redes sociales están siendo claras: rápida migración, desde los medios de comunicación tradicionales hacia Internet, de los escasos recursos económicos destinados por las empresas al marketing y la publicidad. Eso parece indicar en su 2º informe semestral de 2009 la organización EIAA (European Interactive Advertising Association), según el cual se estima que un 36% del presupuesto anual de publicidad de las empresas inicialmente destinado a la TV, el 30% del marketing directo, el 30% de las revistas y el 27% de los periódicos, por citar los más destacados, irá a parar a la publicidad online.

El análisis del conjunto de datos antes reseñados está sirviendo para que las empresas y comercios se replanteen su tradicional modelo de negocio, valorando las ventajas que Internet puede aportarles y apreciando en este medio una oportunidad de negocio con extraordinarias expectativas de crecimiento, no solo ya como canal de ventas directo, sino como medio para que su imagen de marca o sus productos sean visibles para un ingente número de potenciales clientes.

A partir de estos planteamientos y tomando en consideración las necesidades reales de una gran parte de empresas y negocios que quieren tener presencia en Internet, o que quieren constituir su propia tienda virtual, Tiendy ha desarrollado su plataforma web con el propósito de facilitarles el acceso a la Red de forma ágil y sencilla.

La filosofía de Tiendy es que la tecnología no suponga un impedimento para pymes, pequeños empresas familiares y autónomos, sino una oportunidad de negocio asequible, fácil de usar y segura. Queremos darle al comerciante todas las facilidades para que, sin necesidad de conocimientos técnicos y sin tener que contratar un alojamiento web adicional, cree su tienda o su catálogo online, introduzca textos e imágenes de sus productos y los organice a su gusto, gestione sus pedidos y stock, edite y administre sus blogs y los contenidos de las páginas de su web, reciba información estadística de sus visitas y estructure su web como le plazca. En definitiva, que se dedique únicamente a la gestión de su negocio y a la atención de sus clientes.

Dejar un comentario…


Internet en América Latina y el Caribe: evolución y expectativas de futuro

Hace tiempo que veníamos buscando información fiable y suficiente sobre la situación de Internet en América Latina y el Caribe y lo cierto es que los datos que encontrabamos eran pocos, dispersos y con poca trayectoria en el tiempo, cuando no anticuados. Los organismos y entidades dedicadas a la recopilación y estudio de los datos en la región son escasos y, en algún caso, de reciente creación, y las empresas de consultoría dedicada a realizar estudios sobre los usos y las tendencias de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) son pocas, lo cual resulta curioso si consideramos las expectativas de crecimiento para la región de algunas de esas tecnologías.

No vamos a entrar a considerar las causas del desfase en el desarrollo de estas tecnologías y de las infraestructuras que lo hacen posible porque creo que no nos corresponde aunque, probablemente, tengan bastante que ver, además de con las condiciones geográficas adversas de gran parte de los territorios que la componen, con la evolución política y económica de los países de la región y con los intereses históricos de las grandes potencias en la zona.

Las cifras de penetración de Internet en hispanoamérica al principio de este siglo son bajas y, por regla general, no aguantan comparaciones con otras regiones más desarrolladas debido sobretodo a que las cifras de partida de la mayoría de los países de la región son mínimas. Así, en el año 2000 se calcula que América Latina y el Caribe contaban con unos 18,1 Mill. de usuarios de internet (según datos de Internet World Stats) sobre una población aproximada, conforme a datos de las Naciones Unidas, de 520 Mill. de personas. Lo cual supone una raquítica penetración en torno al 3,4% sobre el total de la población.

Ya en Junio de 2007 la consultora de tecnologías digitales Comscore publicó un informe sobre la situación de la región: el número estimado de usuarios únicos mensuales en América Latina y Caribe era de 53,6 Mill. sobre una población de unos 407,4 Mill. de personas con edad superior a 15 años y conectándose desde el hogar o el trabajo (fuente: US Census Bureau), lo cual supone una penetración del 13% para toda la región. Bien es verdad que existe un gran desfase de cifras entre unos países y otros. Así, mientras la penetración en Chile era del 45%, en Puerto Rico era del 26% y en Argentina del 24%, en Brasil, por el contrario, era del 11%, y en Colombia del 9%.

Las cifras de usuarios de Internet a comienzo del año 2009 en América Latina y el Caribe publicadas por Internet World Stats indican la existencia de 173,6 Mill. de usuarios sobre una población de 581,2 Mill. de personas, lo cual supone una penetración de un 30% aproximadamente. Y lo que es más importante, se ha producido un crecimiento durante el periodo 2000-2008 de un 861%, cuando otras zonas como Norteamérica y Europa han crecido durante este mismo periodo un 132.5% y un 274,3% respectivamente. Con relación al número global de internautas actuales, 1.596,2 Mill. de personas, el peso de latinoamérica ya es del 10,9% (ocupa el 4º lugar a nivel munidal). Asia supone el 41,2% (1º), Europa el 24,6% (2º) y Norteamérica el 15,7% (3º). Sirva de ejemplo Brasil, décimo país del mundo con mayor número de ordenadores que, además, es el líder del subcontinente en cuanto a penetración de internet con una tasa del 59,7%, seguida de Chile y México, con el 42,1%, y Argentina, con el 38,1% (según datos de la publicación N-economía).

¿Cuáles son las expectativas de futuro para latinoamérica? Pues a tenor de lo publicado por N-economía y a pesar de la crisis económica mundial que padecemos, las expectativas de crecimiento para los tres próximos años son continuar la creciente tendencia actual de forma que en 2010 se alcance una tasa de penetración en torno al 32%, sobrepasando la tasa promedio mundial. La gran expansión de las conexiones a Internet tendrán su origen no tanto en el hogar, centros de trabajo y locales públicos (tipo cibercafés), que también crecerán, como en aquellas procedentes de terminales móviles con destino a internet que experimentarán un auge brutal (el 66% de la población latinoamericana posee móvil actualmente). En este orden de cosas, las previsiones de la consultora Pyramid Research para el próximo lustro es que se produzca un boom en la venta de terminales móviles inteligentes (smartphones) de acceso a Internet pasando del 5,4% sobre las ventas totales de terminales a nivel mundial en 2009 al 30% en 2014, desempeñando latinoamérica un papel predominante en este mercado.

Aprovechar el tirón de las nueva tecnologías, su difusión y uso, será fundamental para el despegue del comercio y la riqueza de la región, lo cual dará lugar a que ésta salga más rápidamente fortalecida de la recesión económica actual. Al menos eso pensamos nosotros y a ello queremos contribuir con nuestro proyecto Tiendy.

Dejar un comentario…


El comercio electrónico en plena crisis económica. Tiendy, una apuesta válida para pymes y autónomos

Los índices y las cifras económicas que van apareciendo sobre el comercio electrónico en relación a las ventas minoristas de países como Estados Unidos y otros países europeos de nuestro entorno con mayor grado de desarrollo y avance tecnológico siguen centrando nuestra atención. Al fin y al cabo, éstos constituyen una imagen de lo que se nos avecina en los próximos meses (o años).

En Estados Unidos la evolución del comercio electrónico durante el año 2008 ha experimentado, a pesar del parón en la actividad económica global y de la entrada en recesión de la inmensa mayoría de países, un crecimiento del 6% respecto del año anterior. Lo cual representa un volumen de negocio de 176,000 millones procedente de las ventas a través de la plataforma Internet, según cifras de la consultora Comscore. Hay que recordar que en este país el negocio a través de la Red constituye un canal de compra-venta minorista muy potente, socialmente asentado y con alto grado de madurez dentro del sector empresarial.

Ya en Europa, analizando las cifras de negocio del comercio por Internet ofrecidas por la Comisión Europea, vemos que el 70% de las compras se produjeron en los mercados británico, alemán y francés. A la cabeza de Europa se sitúan países como Gran Bretaña con compras online del 57% de sus ciudadanos, seguido de países como Dinamarca, Holanda, Alemania, Suecia y Finlandia, con cifras que superan el 50%. La media europea de compra durante el año 2008 fue del 32% de sus ciudadanos frente al 20% de España. Y todo ello a pesar del espectacular crecimiento en nuestro país del 40% del comercio electrónico durante el año 2008 respecto del año anterior, lo cual representa un volumen de negocio de 5,183 Millones de euros, según datos de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT).

Pero si las cifras de compras por Internet en el comercio minorista durante el año 2008 arrojan un importante desfase de España frente a otros países de la Comunidad Europea, es en las ventas donde se aprecia un salto preocupante y nada asumible. Así. mientras un 51% de los comercios europeos vende online, en España las cifras se sitúan en el entorno del 7%, porcentaje que se nos antoja ridículo. Entre otras razones porque Internet es el canal de venta minorista que crece más rápido y al que los usuarios recurren cada vez más para comparar precios antes de llevar a cabo sus compras, tanto en comercios tradicionales como en los virtuales. O sea, que también a este tren estamos llegando tarde.

Si nos centramos en el sector empresarial de nuestro país, las corporaciones y empresas con un cierto volumen de negocio cuentan con los recursos humanos y técnicos necesarios para estudiar las tendencias de los consumidores y los mercados en que se ubican, en consecuencia saben cuales son las estrategias a seguir para adaptarse a las nuevas tendencias y sobrevivir a la crisis. Por el contrario, las pymes, los pequeños negocios y los autónomos, son generalmente reacios a modificar sus estrategias de negocio y sus métodos de operar tradicionales, unas veces por desconfianza y otras por desconocimiento o falta de la adecuada formación.

A este último segmento empresarial es al que hemos dirigido el desarrollo de nuestro proyecto Tiendy. Se trata de una herramienta web diseñada para la creación de tiendas online de manera sencilla y ágil, muy fácil de usar por todos aquellos con escasos conocimientos técnicos en internet o informática, y que cubre las necesidades de la mayoría de pequeñas empresas y profesionales que no requieren funcionalidades extras. La herramienta Tiendy le permite al usuario dar de alta, personalizar y gestionar a su antojo su tienda virtual para vender por internet sin requerir la contratación de alojamiento web.

Tiendy aún no está preparado para el uso por el público en general pero, si estás interesado, puedes probarlo o participar como “beta-tester” apuntándote haciendo click en el botón de Crea tu tienda. Seguiremos informando sobre novedades de Tiendy en nuestro blog y en twitter.

Dejar un comentario…


Oportunidades de negocio del comercio minorista a través de la venta ‘online’

Dentro de la gravedad de la crisis económica global que vivimos hay un conjunto de indicadores positivos en relación al comercio electrónico en España que nos hace albergar esperanza de futuro para la supervivencia y el crecimiento del conjunto de las pymes, pequeños negocios familiares y profesionales autónomos que constituyen un entramado fundamental para el tejido empresarial español. Vamos a detallar a continuación algunos de ellos.

A nivel de sociedad global, sabemos que hemos subrepasado la cifra de 1.000 Millones de internautas en el mundo (1.007,7 M.) según reflejan los datos de la consultora norteamericana de medición de audiencia digital Comscore. Europa se encuentra en los 282,6 M. y U.S.A. supera los 185 M. Hispanoamérica, área con la que guardamos bastante afinidad amén de compartir el mismo idioma, se encuentra próxima a los 75 M. (74,9 M.). España, por su parte, cuenta con casi 18 Millones (17,896 M.). Además hemos sabido. a través de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), que el número de conexiones de banda ancha en nuestro país durante el pasado mes de noviembre casi han alcanzado los 9 Millones (8,982 M. líneas), con un crecimiento interanual del 13,4%.

Otro indicador relevante son las cifras de negocio del comercio electrónico de las empresas españolas en la actualidad. Durante el tercer trimestre del 2008 éste ha crecido un 57,2% respecto al mismo periodo del año anterior (incluye las transacciones desde el exterior hacia España y las compras realizada dentro del país), según afirma la CMT. Globalmente, el volumen total de negocio por Internet en España ha experimentado un crecimiento interanual del 32,9%, lo cual indica que el efecto de la precaria situación económica tan solo ha causado una reducción del 6% respecto al 2º trimestre del 2008. La Asociación Española para el Comercio Electrónico (AECEM) prevé que en España el año 2008 se cierre con unas cifras de negocio próximas a los 6.000 Millones de euros, lo cual supone un incremento superior al 30% respecto al año anterior. Por el contrario, el comercio minorista tradicional sí ha experimentado durante el mes de noviembre y diciembre de 2008 unos descensos en sus ventas del 9,6% y del 6,1% respectivamente en relación a los mismos meses del año anterior, lo cual nos lleva a un descenso durante el año 2008 del 5,1% respecto del 2007, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En relación a este último indicador, hace pocas fechas publicamos un artículo sobre la compra online por sectores en España centrándonos en la ropa y complementos, como uno de los sectores emergentes con mayor proyección. Pues bien, las expectativas se han confirmado y el sector ha dejado de ser una promesa de futuro para pasar a ser una realidad de negocio. El portal de venta de ropa online Buyvip ha dado a conocer sus cifras de negocio del ejercicio 2008. Según su responsable, se ha producido un excepcional incremento de las ventas del 460% en relación al año 2007, alcanzándose una facturación de 28 Millones de euros. En términos semejantes se han manifestado otras empresas de este mismo sector con portales de venta por internet.

Otro parámetro fundamental a considerar para la viabilidad de las empresas pequeñas y los autónomos es la estrategia a seguir en relación a las tendencias del consumidor. Y es que éstos utilizan la Red cada vez más para informarse antes sobre lo que desean comprar. En este sentido hemos conocido a través del estudio llevado a cabo por E-Commerce-Center Handel en Alemania, que el 10% de las ventas en tiendas y el 20% de las ventas por catálogo se llevan a cabo una vez se ha realizado una búsqueda previa por internet en la tienda de la empresa. Una de cada cuatro compras realizadas por internautas en tiendas tradicionales se produce tras una búsqueda de información en tiendas virtuales. Internet ha adquirido un extraordinario grado de influencia en las decisiones de compra de los consumidores, lo cual es vital en tiempos como los actuales de reducción drástica de consumo. Sabemos además que la Red se ha convertido en una herramienta fundamental para los españoles en la última década. Así, los internautas españoles pasan casi un tercio (29,1%) de su tiempo libre conectados a la Red, según indica el estudio llevado a cabo por la empresa TNS.

Pero, sin lugar a dudas. el indicador macroeconómico que presenta más posibilidades de crecimiento para el comercio es el porcentaje de empresas que a día de hoy, como ya dimos cuenta en un artículo anterior, todavía no se atreve a vender por internet (tan solo un 7% de las empresas españolas vende online). Es ahí donde reside uno de los grandes potenciales de evolución y mejora en comparación con países de nuestro entorno. Tenemos a nuestro alcance la posibilidad de aprovechar las oportunidades que nos ofrecen las nuevas tecnologías y las ayudas de la administración (plan Avanza) para abrir nuevos canales de venta y así mostrar, como si de un escaparate abierto en internet se tratara, los productos y servicios competitivos y de calidad que podemos ofrecer a los potenciales clientes de la Red. Todo ello es posible a partir de sencillas herramientas online que suponen un coste mínimo y que no necesitan de equipos ni conocimientos específicos para su puesta en marcha. Merece la pena probar.

Dejar un comentario…