Cómo encontrar un nicho de negocio para montar tu tienda online

 

Antes de lanzarse a montar una tienda online hay que tener en cuenta qué y a quién quieres vender. ¿Te parece obvio? A mí también, pero no te imaginas la cantidad de gente que se tira de cabeza al online sin saber qué son los nichos de mercado.

¿Qué son los nichos de mercado?

El mercado de forma genérica llega a determinados segmentos de público con una mayor o menor amplitud. Pues bien, los nichos de mercado representan una porción aún menor dentro de esos segmentos y están compuestos por grupos de público objetivo de una cierta homogeneidad que no encuentran satisfacción a sus necesidades particulares.

Lo veremos mejor con un ejemplo: dentro del mercado de los objetos de papelería y escritorio, un nicho podría ser el de los elementos de papelería escolares para zurdos. Evidentemente estamos restringiendo mucho el universo al que nos dirigimos, pero a cambio tenemos menos competencia.

Si nos fijamos, el caso concreto del comercio electrónico no es muy diferente al comercio offline. Existen grandes plataformas que venden casi de todo, enormes marketplaces con millones de productos. También podemos encontrar establecimientos y portales “verticales” (especializados en un área de negocio) pero ¿eso dónde nos deja cuando queremos emprender un nuevo negocio?

La competencia es brutal, los presupuestos que manejan los rivales son enormes y nos dejan ante dos opciones: invertir en comunicación a su nivel (francamente difícil) o hiperespecializarse llegando a un nicho de mercado que ellos no están satisfaciendo.

 

Ventajas de orientarse a nichos

En realidad son muchas y, como decíamos, algunas veces no hay una opción posible más allá. Por enumerar alguna de sus ventajas podríamos decir:

 

  • La competencia es menor: obviamente nos enfrentamos a menos competidores porque o bien desprecian el nicho por su tamaño, o bien ni siquiera lo han detectado. 
  • La segmentación mejora los resultados: todo esfuerzo de captación tendrá unos resultados mucho mejores, el nicho está definiendo también a nuestro público.
  • La especialización como valor añadido: a cualquiera con una necesidad concreta le satisface encontrar un especialista. De hecho estamos dispuestos a valorar esto a nivel económico y pagar un poco más si es preciso.

 

Desventajas de los nichos

No todo son ventajas, claro, los nichos de mercado tienen características que hay que evaluar con cuidado para no fallar.

  • Rentabilidad: son pequeños y esto, como decíamos, tiene sus ventajas pero hay que asegurarse de algo básico: ¿son rentables? Muchas veces por su tamaño no llegan a cubrir las expectativas de negocio mínimas.
  • Recurrencia: el segmento puede ser pequeño y rentable, pero no está de más valorar la recurrencia potencial. Si tenemos un producto que se compra una sola vez y nuestro público es pequeño, por muy alto que sea el margen llegará un momento en el que alcanzaremos el tope de saturación.
  • Requerimientos especiales: todo lo que se salga de la norma supone más dificultades para encontrar proveedores o simplemente la necesidad de tener que crear servicios únicos y nuevos desde cero para hacer consistente nuestra UPS (Unique Selling Proposition)

 

¿Cómo elegir un nicho de mercado? 

Ha quedado claro desde el principio que dedicarse a negocios de nicho requiere una gran especialización así que tienes dos opciones antes de empezar:

  • Ser un experto en algo que se pueda vender.
  • Encontrar algo que se pueda vender y convertirte en un experto

Evidentemente la primera opción es mejor, al fin y al cabo consiste en convertir en negocio algo por lo que sientes un interés, lo segundo es absolutamente posible, sólo requerirá de una dosis mayor de estudio previo.

Ahora que tienes un par de ideas tendrás que evaluar si son interesantes a nivel de negocio. Supongamos que nos interesa algo como la comida sin gluten, esto ya de por si representa un nicho dentro de la alimentación ¿verdad? Pero ya está competido así que vas a intentar especializarte más y dudas entre catering sin gluten y cursos de cocina sin gluten.

La primera visita es la más sencilla, a ver que dice Google. Busquemos ambos términos:

 

 

 

Sobre el papel y hablando por volumen parece más interesante dedicarse a los cursos de cocina.

Seguimos con Google y repasamos lo que se dice de ambas keywords y vemos que, mientras para catering sin gluten vemos resultados:

  • De foros y blogs de celiacos e intolerantes
  • De redes sociales (Pinterest, páginas de Facebook…)

Para la búsqueda “cursos de cocina sin gluten” la competencia es (obviamente) mayor. Los resultados incluyen:

  • Escuelas de cocina presenciales y online
  • En menor medida algunos foros
  • Importante: anuncios en Adwords, lo que dice much de la competencia de la página. 

¿Qué te interesa más? ¿qué es lo que puedes implementar con una menor inversión? ¿cuál deja un mayor margen? ¿tiene uno de los dos más posibilidades de recurrencia? Parece que el nicho de los cursos de cocina tiene un punto de madurez superior del catering, aunque también hay una muestra mayor.

¿Ya está? Ni mucho menos, no podemos fiarnos de una sola keyword, nos tocaría hacer una investigación de palabras clave en profundidad buscando alternativas (catering para celiacos) y long tail que nos pueda dar una mayor perspectiva de negocio.

 

 

 

Toda información es necesaria y bienvenida, repite estas búsquedas en cualquier lugar que tenga una caja de búsqueda desde Amazon a Pinterest, observa con detenimiento qué hay en el mercado para tu público y detecta lo que no para intentar ofrecer el producto más apropiado.

 

 

 

La cantidad de ideas que vas a sacar es enorme así que merece la pena que le dediques su tiempo, lo organices y tomes perspectiva. No te tires a lo loco a la primera idea.

Dejar un comentario…


Las campañas de email en tu tienda online

 

Las campañas de email ó "email marketing" siguen siendo una de las estrategias más efectivas para el comercio electrónico. Por eso siempre es recomendable tenerlo presente entre nuestras estrategias.

¿Por qué usar el email marketing en el eCommerce?

Como decíamos en la introducción, a día de hoy resulta clave. Las principales ventajas que tiene para el comercio electrónico son:

  • Generación de leads: es el generador de contactos por excelencia. Ninguna de las tácticas surgidas hasta el momento ha podido hacerle sombra.
  • Lead scoring: además de captar leads juega un importante papel en la cualificación de los mismos.
  • Mejora la conversión y las ventas: al final es de lo que se trata, de aumentar los ingresos.
  • Acorta el ciclo de compra: es un gran acelerador y funciona particularmente bien para potenciar la recurrencia.
  • Reduce los costes de marketing: es relativamente barato si lo comparamos con otros canales que requieren de una mayor inversión (económica y en recursos)
  • Se integra con otras estrategias: no sólo se complementa bien por ejemplo con el PPC, además hace que sea más efectivo.
  • Es automatizable: con lo que podremos impactar en los clientes en base a periodos de tiempo definidos o acciones concretas.
  • Segmentación: el email marketing permite hacer segmentaciones tan complejas como los criterios que utilicemos para definir nuestras listas de correo.

 

¿Cómo funciona el email marketing?

Para realizar una campaña de email marketing en tu tienda online necesitas básicamente dos cosas: 

#1 – Listas de correo

Casi deberíamos empezar por una base de datos de clientes y clientes potenciales. Para el primer caso sólo tendrás que recurrir a tu CRM o el documento en el que recojas tus clientes. 

El segundo caso supone un poco más de esfuerzo porque tendrás que generar esos leads, por ejemplo como suscriptores de una newsletter o mecánicas promocionales. No te recomendaría que comprases bases de datos, no suelen resultar efectivas.

#2 – Plataforma de emailing

Hay en el mercado suficientes alternativas como para no tener que empantanarse con la gestión de los envíos.

La cuestión, en realidad, no es simplemente operativa. Hay muchos motivos por los que es mejor recurrir a una plataforma de email marketing:

  • Plantillas: si quieres hacer algo presentable por tu cuenta, o bien te manejas con el diseño y el HTML, o lo tendrás que subcontratar. Este tipo de servicios suele tener potentes editores en los que arrastrando y soltando puedes conseguir resultados muy profesionales.
  • Entregabilidad: desde tu oficina corres el riesgo de “quemar tu IP” con lo que entrarías en una black list y tus correos irían directos a la carpeta de SPAM. Las plataformas de correo tienen esto previsto con lo que hay un porcentaje mayor de entregas.
  • Consideraciones legales: todo lo que implique la explotación de una base de datos es delicado, mejor basarse en servicios que nos den garantías.

Una vez que tengas tus bases de datos listas y te hayas decidido por una plataforma de email marketing, sólo te quedará crear tus listas, elegir la plantilla y lanzar la campaña. Depende del software que utilices porque cada uno es diferente, pero suelen ser bastante sencillos de utilizar y hay muchísimos recursos y tutoriales disponibles que te ayudarán a hacerlo.

La mayoría de estas plataformas cuentan con planes gratuitos así que puedes probar tu destreza antes de contratar nada y, si tu volumen es pequeño, puede que nunca llegues a necesitar un plan de pago.

 

¿Qué tipo de correos puedo enviar?

Aquí de nuevo dependerá de lo que quieras conseguir del email marketing para tu tienda online. Podríamos hablar de diferentes tipos de correos:

  • Newsletters: siempre es una buena forma de mantenerte en contacto con el usuario. Infórmale de novedades, promociones, artículos en tu blog…
  • Otros emails transaccionales: los que se envían debido a la interacción del usuario con el eCommerce (recuperación de carritos abandonados, confirmaciones de pedido, seguimiento del mismo…)
  • Promocionales: nuevas colecciones, campañas estacionales como el Black Friday…
  • Fidelización: de vez en cuando es positivo hacer un “reminder” con cualquier excusa, o mandarle un cupón a ese usuario que lleva 6 meses sin volver a comprar.

 

¿Cómo sé si mi campaña de email marketing ha funcionado?

La respuesta es: ¿has vendido más? ¿tienes un número más elevado de nuevos contactos? Pues si la respuesta es afirmativa es que ha funcionado ¿no?

De todas formas no se debe simplificar tanto las cosas, además no siempre es tan fácil verlo así. Necesitarás los informes de tu empresa de emailing, presta atención a ciertas métricas como la tasa de apertura, la tasa de click (o CTR de los enlaces que hay dentro de tu correo), la tasa de rebote (cuantos mails no se están entregando), el churn rate (cuantas bajas tienes en tus listas de correo).

Ahora sí: cruza estos datos con las conversiones de la campaña y podrás sacar mucho en claro para tus próximos envíos.

 Las campañas de email son un mundo a explorar para el comercio electrónico. Si aún no te has lanzado, es un gran momento para empezar con ello.

Dejar un comentario…


Consejos para evitar las devoluciones en tu tienda online

 

Todo el que tenga un eCommerce sabe que uno de los temas que más de cabeza nos trae son los productos devueltos. ¿Queréis saber cómo evitar las devoluciones en eCommerce? en el post de hoy vamos a daros algunas claves para conseguir, por lo menos, reducirlas al máximo.

¿Por qué se producen las devoluciones en las tiendas online?


Hay ciertas variables que hacen que se produzcan muchas más devoluciones en compras online que en las que se realizan en un establecimientos offline. Mientras que en eCommerce se da una tasa cercana al 30% en las tiendas físicas se estima que estaría por debajo del 9%. 

¿Cuáles son las principales diferencias entre ambos tipos de comercio? ¿qué interviene en uno y no en otro que resulta tan diferente? Pues básicamente hay tres factores principales:

  • Productos dañados: cuando dependemos de una empresa de logística sabemos que hay una parte del proceso que escapa a nuestro control. Si a el cliente se le cae la caja en el parking no se le ocurriría venir a quejarse, pero si llega golpeada por el mensajero no está dispuesto, lógicamente, a quedarse con el producto.
  • Productos con una apariencia diferente a la ficha: este problema es común (aproximadamente un 25% de los casos) y deriva de la falta de contacto con el producto final.
  • Errores de envío: volvemos a la logística, pero en este caso si suele ser responsabilidad nuestra. Se da cuando se envían productos erróneos o se confunden órdenes.

Obviamente estos no son los únicos factores por los que un cliente decide devolver un producto, hay tantas casuísticas posibles como personas que compran en una tienda, pero si actuamos sobre estos tres factores conseguiremos evitar un gran número.

 Consejos para evitar devoluciones en eCommerce


#1 Las fichas claras
 

En las fichas tienes que ser transparente, sobre todo en cuanto a las características del producto. Evidentemente tienes que ser persuasivo pero siendo lo más objetivo posible con la realidad del producto.

Si vendes productos a clientes que piensan que están comprando otra cosa, tienes muchas papeletas de recibirlos de vuelta.

#2 Detalles, detalles y más detalles

Cuida al máximo todo lo que te pueda dar un plus de conocimiento del producto. Cuantas más y mejores fotos tengas… mejor, que permitan hacer zoom para verlo todo, usa vistas en 360 grados, un tour virtual, vídeos. etc.

Además de toda la batería multimedia escribe fichas lo más detalladas posible, no te quedes con lo que dice el fabricante y aporta valor con tu propia opinión como experto.

#3 Comparadores

El hecho de comparar productos, características y precios va de la mano de la experiencia de compra en Internet desde el principio. Favorece que esas comparaciones se produzcan dentro de tu propio sitio web implementando herramientas para la comparación de productos de tu catálogo. Si el usuario se va puede que ya no vuelva nunca.

#4 La voz del consumidor 

Todo lo que otro cliente diga del producto es una información muy valiosa. Las reviews son una prueba social que sigue ayudando mucho a decantar ventas, pero si a los análisis le añades algunas preguntas un poco más concretas puedes mejorar tu ratio de devoluciones.

Un ejemplo muy claro de lo que hablamos es el de la moda: una talla puede ser larga o corta, ancha o estrecha, de cintura o de espalda… Si consigues que los usuarios que ya han comprado se impliquen, estarás consiguiendo al mismo tiempo que los que aún no han comprado tengan una expectativa más ajustada a la realidad del producto que les llegará a casa.

#5 Pon fácil el contacto 

No pienses que la atención al cliente es solamente para apagar incendios y resolver incidencias, una buena política te ayudará a vender y prevenir problemas.

Mantén visible y accesible el teléfono para que quien lo necesite pueda llamarte (el click to call en móvil es buena opción), prueba sistemas de call back en los que el usuario introduce el teléfono y se le devuelve la llamada, introduce un livechat y si puedes busca una opción avanzada que permita el uso de triggers para automatizar contactos en fases críticas de la navegación o incluso la co-visión en la que agente y cliente comparten pantalla…

No lo dudes: la atención al cliente es una manera de actuar de manera preventiva contra la devolución de productos.

#6 Monitoriza tu proceso de envío 

Ante la entrega de productos que sufran desperfectos por parte de la compañía de logística tienes menos margen de acción, pero hasta que el producto sale de tu almacén puedes evitar muchos de esos errores relacionados con envíos. Asegúrate de tener un proceso ágil pero que no sacrifique la efectividad por ser más rápido.

Además de esto trata de ir a la raíz del problema: si muchos de tus envíos llegan dañados y sigue ocurriendo aunque cambies de proveedor, plantéate si estás utilizando el packaging correcto.

Estos son nuestros seis consejos para evitar las devoluciones en tu tienda online, esperamos que los apliques y que ahorres en logística inversa.

Dejar un comentario…


Consejos para tu tienda online en temporada de rebajas

 

¿Qué tal unos cuantos consejos para las rebajas en tu eCommerce? Hay que aprovechar éste último minuto, ya ha pasado el Black Friday, el Cyber monday, las Navidades y tocan rebajas (“winter is coming” que dicen algunos) 

En este artículo os vamos a hablar de algunas buenas prácticas de cara a las rebajas, trucos y estrategias sencillas que te ayuden a vender más y mejor.

Ofertas por anticipación

Sí, puede que este consejo te sea útil más adelante, pero ten en cuenta que un buen momento para sembrar de cara a las rebajas es precisamente el momento más fuerte del año en ventas: las navidades.

Hay muchas estrategias que puedes adoptar de manera que las rebajas de enero se beneficien de las ventas navideñas. Por ejemplo:

  • Incluir un cupón de descuento a los que compren en Navidad para las rebajas de enero de tu eCommerce. Es una buena forma de generar recurrencia, al fin y al cabo son clientes que ya han comprado y te conocen.
  • Cross-selling: ¿y si les mandamos ofertas relacionadas con sus compras anteriores? Ojo, que aquél que compró una Tablet antes puede estar interesado en un accesorio, por poner un ejemplo.

 

Ofertas Flash

El que diga que no se motiva ante una oferta limitada con fecha de caducidad debería volver a pensarlo. Las ofertas con un componente de urgencia funcionan de manera muy efectiva.

Eso sí, una estrategia de rebajas flash requiere de una preparación:

  • Tienes que tener claro cuál es el objetivo de esa campaña (¿aligerar inventario? ¿darte a conocer? ¿reaccionar ante la competencia?). Esto es clave porque determinará el resto de las acciones y la orientación de las mismas.
  • Segmenta y vencerás: cuanto más definas a tu público mejores serán tus resultados. No vayas “a bulto” y trata de ser relevante en un momento de sobreimpactación comercial.
  • Ofertas que duran poco, la urgencia juega a tu favor porque no deja pensar a tu cliente… se le escapa entre los dedos. Tira de todos los recursos a tu alcance. Desde cuentas atrás muy visibles, barras de stock o llamadas a la acción “agresivas”,  a campañas de email marketing (y notificaciones push si tienes una app), todo lo que genere esa ansiedad por la compra.
  • Promociona la promoción y buen promocionador serás. Tienes que dinamizar tus ofertas en todos los medios propios, ganados y pagados a tu alcance. Consigue que desde las redes sociales a los suscriptores de tu newsletter, todos estén enterados de qué, cuándo, dónde y hasta cuándo. Empieza a prepararles y a comunicar en cuanto des por cerrada la temporada de Navidad (por motivos obvios).

 

Cupones

Son un recurso que se viene utilizando de manera extensiva desde el inicio de las tiendas online. Este tipo de descuentos en si mismo supone una estrategia, pero hay múltiples tácticas e ideas que se pueden aplicar.

 

  • Gasta 100 y gana 10 (en tu próxima compra):un clásico-que-sigue-funcionando, ofreces crédito en tu tienda a cambio de realizar una compra por un determinado importe. Esta táctica tiene dos beneficios principales: por una parte se aumenta el ticket medio y por otra se genera recurrencia.
  • Descuentos directos: aplicar un descuento en la compra actual es una buena forma de incentivar a los visitantes. Como beneficios podemos destacar que se incrementa el ticket medio y suele tener impacto en la tasa de carritos abandonados.
  • Compra con regalo: si el usuario introduce el código del cupón se le entrega un regalo, sencillo  directo. Todo lo que sea gratuidad mueve a los consumidores y es una forma de dar salida a excedentes.
  • 2x1: o 3x2, que también funciona. Si tus clientes compran más de una unidad del mismo producto les entregas una gratis. Eso sí, esto es más atractivo en productos que tengan un consumo de alta rotación. Si pones suelos de tarima no tiene el mismo sentido que si vendes pasta de dientes.
  • Segunda unidad al 50%: regalar no siempre es una opción, pero ofrecer un descuento en la segunda unidad no tiene tanto impacto sobre tu margen.
  • Cupones referidos: los programas de referidos son una manera de captar nuevos clientes que puedes barajar. Ofrece un descuento a tu cliente por cada nuevo cliente captado, y un cupón de descuento a este último en su primera compra.
  • Cupones post-compra: para estimular la recurrencia puedes premiar a tu usuarios con crédito o un descuento en su próxima compra. Eso sí, no olvides fijar una fecha de redención más o menos próxima para evitar que se disipe el efecto de urgencia.
  • Cupones para redes sociales: generan ventas y engagement, ¿qué más se puede pedir?
  • Cupones para SEO: sí, has leído bien. Crea una landing page optimizada con un código para aquellos que busquen directamente la keyword “[brand]+cupón”, especialmente si en tu check-out tienes el clásico campo para introducir el cupón de descuento (cosa que tampoco te recomiendo especialmente). Ya que mucha gente será consciente de la existencia de esos cupones y puede que los busque, mejor que todo quede en casa.
  • Cupones para rescatar carritos: esto es muy sensible y bastante polémico. No nos ponemos de acuerdo si es o no óptimo enviar un descuento, o nos quedamos con un reminder sin promoción. Lo cierto es que corremos el riesgo de acostumbrar al cliente a llenar el carro y esperar al descuento, pero sigue siendo una manera efectiva de rescatar a otros clientes.
  • Cupones para la interacción: ya sabes lo interesante que es la voz del usuario. Ofrece un descuento a aquellos que generen nuevas críticas, vídeos, unboxings… Eso te ayuda a vender por el efecto de la prueba social.
  • Cupones de recuperación: manda un cupón a aquellos clientes que lleven más de 6 meses sin comprar, otro de una cantidad inferior para los que lleven 3… De este modo incitarás a la compra y estimularás la reactivación de clientes.
  • Cupones de importe decreciente: juega con la ventana de tiempo para imprimir urgencia. Haz que el que compre en 24 horas tenga un descuento superior al que tarde 72.

 

Ventas en premiere

No hay nada que haga sentirse más especial a un usuario que el hecho de poder acceder a ofertas de manera privada antes que nadie. Con esto vas a conseguir que se refuerce la sensación de pertenencia.

A la hora de seleccionar a qué usuarios dar acceso puedes utilizar diferentes criterios, pero cuanto más segmentes mejor resultado obtendrás. Si das acceso a todas las ofertas a todos los clientes que han comprado en los últimos 12 meses, estará bien. Pero si lo haces a los que han comprado un determinado producto o categoría, tu ratio de éxito será superior.

Como ves, hay una enorme cantidad de ideas para poder sacar partido al tramo final de las rebajas de enero: ¿vas a emplear alguna de ellas?

Dejar un comentario…


Puntos básicos de SEO para ecommerce

 

En este post os traemos un breve checklist con los puntos básicos de SEO para ecommerce. Rankear no siempre es fácil, pero si no cumples unos mínimos va a ser directamente imposible que tu tienda aparezca entre “los elegidos de Google”. Vamos a ponernos con la tarea. Verás que atendiendo un poco al sentido común y las directrices que te da Google tendrás muchísimo ganado.

 

#1 Google Search Console y Analytics

 Tienes que instalar Google Search Console sí o sí. Es el artista anteriormente conocido como Google Webmaster Tools y es, ni más ni menos, que el canal de comunicación directo con Google. Donde, además, encontrarás información valiosísima sobre el estado de tu página, desde la indexación y el rastreo o los errores que estás generando, a datos sobre las palabras por las que rankea tu tienda.

 

#2 Keyword Research

Del keyword research dependen tanto la arquitectura del sitio web como la estrategia de contenidos. Haz un documento lo más exhaustivo posible. Rómpete la cabeza buscando la forma en la que los usuarios buscan tus productos, saca un listado gigantesco (no te cortes) y luego pásalo por el Google Planner de Adwords para tener una referencia del volumen de búsquedas de cada palabra.

 

#3 Arquitectura y asignación 

Un punto básico de SEO para ecommerce es la arquitectura de la web. Siéntate con la keyword research y crúzala con tus productos.

En la medida de lo posible tienes que tratar de crear una página de aterrizaje para cada una de las palabras clave, así que tendrás que crear una estructura de categorías > subcategorías > productos en las que se reflejen.

El resto de las palabras con posibilidades pero que no encajen del todo con ningún producto o categoría, no las descartes. Son geniales para usar en el blog y captar tráfico “long tail".

Este punto es un poco diferente si partes de cero a si tienes una web ya creada. En el primer caso, con una hoja de cálculo vale. En el segundo, necesitas crawlear tu página (escanearla con un programa que simula la forma en la que Google la recorre) y ver si la estructura actual puede adaptarse usando la investigación de palabras clave y qué páginas nuevas tienes que crear.

 

#4 SEO on page básico

Aquí tienes que asegurarte de estar cumpliendo con varios requisitos y con determinados elementos que no pueden faltar ni descuidarse:

 

  • URLS: intenta siempre que sean amigables. Si el usuario las interpreta sólo con mirarlas, el buscador también. Esto incluye, por supuesto, introducir la palabra clave en ellas. No es igual mitienda.com/hogar/12239.html qué mitienda.com/electrodomesticos/lavavajillas ¿verdad?

También es importante que omitas caracteres no ASCII. Es decir, ni tildes, ni mayúsculas, ni otros caracteres extraños. Y es recomendable que no incorpores stop words (preposiciones, artículos…) ys que los buscadores las obvian y repercuten en una longitud excesiva de las URLs.

  • Title: la meta etiqueta title es otro de los básicos del onpage. Se trata de ese texto que aparece subrayado en las búsquedas de Google sobre la descripción, y es muy importante ya que contribuye a hacer “entender” al buscador cuál es la temática de la página.

La longitud de los titles tiene que ser de entre 30 y 65 caracteres aproximadamente, ser única para cada página y debe incorporar la keyword por la que quieres optimizar tu página

  • Description: no es tanto un factor tanto de posicionamiento como de conversión, o al menos de CTR. Una buena descripción bajo el title es una gran manera de asegurarse clics si estamos posicionados.

Deben ser descriptivas, únicas, incluir la keyword y su extensión máxima no debería superar los 156 caracteres (o los 933 pixeles pero, simplificando, es mejor orientarse en base al número de caracteres)

  • Headings: los llamados H1, H2 y siguientes. Se utilizan para jerarquizar el contenido. El H1 debe ser único en todos los sentidos: no estar en otra página y no haber más de un H1 por página, pero el resto pueden emplearse según la necesidad.

La mejor manera de entenderlo es con un ejemplo:

  • <H1>Electrodomésticos

    • <H2>Pequeño Electrodoméstico

      • <H3>Batidora

      • <H3>Cafetera

    • <H2>Gran Electrodoméstico

      • <H3>Nevera

      • <H3>Lavavajillas

       

    • Breadcrumbs: las “migas de pan” son esas pequeñas cadenas de enlaces que aparecen en las páginas profundas (categorías, subcategorías, fichas de producto…). Tienen una estructura similar a ésta: dominio-marca-inicio>categoría>subcategoría>producto.

Son muy útiles para el usuario y para Google. Gracias a los breadcrumbs se agiliza la navegación mientras que se potencia el enlazado interno.

Deben enlazarse todos los pasos de la navegación excepto el último ya que seria un enlace reflexivo que no aporta nada.

  • Contenido: trata de dotar a cada página del suficiente texto y que sea un texto optimizado, que incluya la keyword y variaciones semánticas suficientes (sin abusar, eso ya no funciona)

A veces cuesta mucho encontrar el hueco para el texto, pero es necesario si quieres que la página esté optimizada y que no te genere contenido pobre o, lo que es peor a ojos de Google, duplicado. Ojo con el contenido duplicado porque penaliza. Así que deberás trabajarte cada categoría y producto (no es buena idea copiar el texto directamente del fabricante o proveedor, muchos competidores lo habrán hecho ya)

  • Imágenes: incorpora simepre un nombre de archivo optimizado (nada de dsc-232345.jpg) y un "alt text". Este es un atributo que se emplea a efectos de accesibilidad para usuarios que no pueden ver, pero además es útil para que el buscador interprete el contenido de la imagen.

  • Paginados: muy delicados y suelen causar problemas en la categorías. Ten en cuenta que la página 2, 3, 4… tienen prácticamente el mismo contenido de cara a Google, por lo que directamente te recomendamos que sólo indexes la primera página bloqueando el resto a la indexación mediante robots.

 

#5 Linkbuikding

Puede que hayas oído de todo sobre el linkbuilding o la consecución de enlaces, especialmente que es peligroso. Pues bien, es peligroso solamente cuando se hace mal y se generan enlaces de escasa autoridad (comentarios, blogs…), fuentes comprometidas (granjas de enlaces, páginas penalizadas…) o de nula relación contextual con tus productos o servicios.

Los enlaces son necesarios y tienes que conseguirlos de la manera más natural posible para que Google y el resto de los motores de búsqueda puedan interpretar que eres relevante para una determinada palabra clave o intención de búsqueda. Por decirlo de alguna forma: cada enlace es una recomendación.

Aquí te recomendaríamos que utilices alguna herramienta SEO como puede ser Majestic o Ahrefs y lo hagas con dos fines:

 

  • Prospección de la competencia: mira quién y cómo les enlaza. Primero para saber que praxis debes seguir y segundo porque te dará la oportunidad de pedir enlaces a las webs que linkan a tus competidores.

  • Análisis: ya decíamos más arriba que no todos los enlaces valen lo mismo y que no todos son buenos. Antes de decidir publicar un enlace en una página no está de más que mires sus datos.

 

El SEO es lo suficientemente complejo como para llenar mucho más que un post, pero con estos puntos básicos de SEO para eCommerce tendrás mucho ganado a la hora de empezar a optimizar para motores de búsqueda.

Dejar un comentario…