Consejos para tu tienda online en temporada de rebajas

 

¿Qué tal unos cuantos consejos para las rebajas en tu eCommerce? Hay que aprovechar éste último minuto, ya ha pasado el Black Friday, el Cyber monday, las Navidades y tocan rebajas (“winter is coming” que dicen algunos) 

En este artículo os vamos a hablar de algunas buenas prácticas de cara a las rebajas, trucos y estrategias sencillas que te ayuden a vender más y mejor.

Ofertas por anticipación

Sí, puede que este consejo te sea útil más adelante, pero ten en cuenta que un buen momento para sembrar de cara a las rebajas es precisamente el momento más fuerte del año en ventas: las navidades.

Hay muchas estrategias que puedes adoptar de manera que las rebajas de enero se beneficien de las ventas navideñas. Por ejemplo:

  • Incluir un cupón de descuento a los que compren en Navidad para las rebajas de enero de tu eCommerce. Es una buena forma de generar recurrencia, al fin y al cabo son clientes que ya han comprado y te conocen.
  • Cross-selling: ¿y si les mandamos ofertas relacionadas con sus compras anteriores? Ojo, que aquél que compró una Tablet antes puede estar interesado en un accesorio, por poner un ejemplo.

 

Ofertas Flash

El que diga que no se motiva ante una oferta limitada con fecha de caducidad debería volver a pensarlo. Las ofertas con un componente de urgencia funcionan de manera muy efectiva.

Eso sí, una estrategia de rebajas flash requiere de una preparación:

  • Tienes que tener claro cuál es el objetivo de esa campaña (¿aligerar inventario? ¿darte a conocer? ¿reaccionar ante la competencia?). Esto es clave porque determinará el resto de las acciones y la orientación de las mismas.
  • Segmenta y vencerás: cuanto más definas a tu público mejores serán tus resultados. No vayas “a bulto” y trata de ser relevante en un momento de sobreimpactación comercial.
  • Ofertas que duran poco, la urgencia juega a tu favor porque no deja pensar a tu cliente… se le escapa entre los dedos. Tira de todos los recursos a tu alcance. Desde cuentas atrás muy visibles, barras de stock o llamadas a la acción “agresivas”,  a campañas de email marketing (y notificaciones push si tienes una app), todo lo que genere esa ansiedad por la compra.
  • Promociona la promoción y buen promocionador serás. Tienes que dinamizar tus ofertas en todos los medios propios, ganados y pagados a tu alcance. Consigue que desde las redes sociales a los suscriptores de tu newsletter, todos estén enterados de qué, cuándo, dónde y hasta cuándo. Empieza a prepararles y a comunicar en cuanto des por cerrada la temporada de Navidad (por motivos obvios).

 

Cupones

Son un recurso que se viene utilizando de manera extensiva desde el inicio de las tiendas online. Este tipo de descuentos en si mismo supone una estrategia, pero hay múltiples tácticas e ideas que se pueden aplicar.

 

  • Gasta 100 y gana 10 (en tu próxima compra):un clásico-que-sigue-funcionando, ofreces crédito en tu tienda a cambio de realizar una compra por un determinado importe. Esta táctica tiene dos beneficios principales: por una parte se aumenta el ticket medio y por otra se genera recurrencia.
  • Descuentos directos: aplicar un descuento en la compra actual es una buena forma de incentivar a los visitantes. Como beneficios podemos destacar que se incrementa el ticket medio y suele tener impacto en la tasa de carritos abandonados.
  • Compra con regalo: si el usuario introduce el código del cupón se le entrega un regalo, sencillo  directo. Todo lo que sea gratuidad mueve a los consumidores y es una forma de dar salida a excedentes.
  • 2x1: o 3x2, que también funciona. Si tus clientes compran más de una unidad del mismo producto les entregas una gratis. Eso sí, esto es más atractivo en productos que tengan un consumo de alta rotación. Si pones suelos de tarima no tiene el mismo sentido que si vendes pasta de dientes.
  • Segunda unidad al 50%: regalar no siempre es una opción, pero ofrecer un descuento en la segunda unidad no tiene tanto impacto sobre tu margen.
  • Cupones referidos: los programas de referidos son una manera de captar nuevos clientes que puedes barajar. Ofrece un descuento a tu cliente por cada nuevo cliente captado, y un cupón de descuento a este último en su primera compra.
  • Cupones post-compra: para estimular la recurrencia puedes premiar a tu usuarios con crédito o un descuento en su próxima compra. Eso sí, no olvides fijar una fecha de redención más o menos próxima para evitar que se disipe el efecto de urgencia.
  • Cupones para redes sociales: generan ventas y engagement, ¿qué más se puede pedir?
  • Cupones para SEO: sí, has leído bien. Crea una landing page optimizada con un código para aquellos que busquen directamente la keyword “[brand]+cupón”, especialmente si en tu check-out tienes el clásico campo para introducir el cupón de descuento (cosa que tampoco te recomiendo especialmente). Ya que mucha gente será consciente de la existencia de esos cupones y puede que los busque, mejor que todo quede en casa.
  • Cupones para rescatar carritos: esto es muy sensible y bastante polémico. No nos ponemos de acuerdo si es o no óptimo enviar un descuento, o nos quedamos con un reminder sin promoción. Lo cierto es que corremos el riesgo de acostumbrar al cliente a llenar el carro y esperar al descuento, pero sigue siendo una manera efectiva de rescatar a otros clientes.
  • Cupones para la interacción: ya sabes lo interesante que es la voz del usuario. Ofrece un descuento a aquellos que generen nuevas críticas, vídeos, unboxings… Eso te ayuda a vender por el efecto de la prueba social.
  • Cupones de recuperación: manda un cupón a aquellos clientes que lleven más de 6 meses sin comprar, otro de una cantidad inferior para los que lleven 3… De este modo incitarás a la compra y estimularás la reactivación de clientes.
  • Cupones de importe decreciente: juega con la ventana de tiempo para imprimir urgencia. Haz que el que compre en 24 horas tenga un descuento superior al que tarde 72.

 

Ventas en premiere

No hay nada que haga sentirse más especial a un usuario que el hecho de poder acceder a ofertas de manera privada antes que nadie. Con esto vas a conseguir que se refuerce la sensación de pertenencia.

A la hora de seleccionar a qué usuarios dar acceso puedes utilizar diferentes criterios, pero cuanto más segmentes mejor resultado obtendrás. Si das acceso a todas las ofertas a todos los clientes que han comprado en los últimos 12 meses, estará bien. Pero si lo haces a los que han comprado un determinado producto o categoría, tu ratio de éxito será superior.

Como ves, hay una enorme cantidad de ideas para poder sacar partido al tramo final de las rebajas de enero: ¿vas a emplear alguna de ellas?

Dejar un comentario…


Puntos básicos de SEO para ecommerce

 

En este post os traemos un breve checklist con los puntos básicos de SEO para ecommerce. Rankear no siempre es fácil, pero si no cumples unos mínimos va a ser directamente imposible que tu tienda aparezca entre “los elegidos de Google”. Vamos a ponernos con la tarea. Verás que atendiendo un poco al sentido común y las directrices que te da Google tendrás muchísimo ganado.

 

#1 Google Search Console y Analytics

 Tienes que instalar Google Search Console sí o sí. Es el artista anteriormente conocido como Google Webmaster Tools y es, ni más ni menos, que el canal de comunicación directo con Google. Donde, además, encontrarás información valiosísima sobre el estado de tu página, desde la indexación y el rastreo o los errores que estás generando, a datos sobre las palabras por las que rankea tu tienda.

 

#2 Keyword Research

Del keyword research dependen tanto la arquitectura del sitio web como la estrategia de contenidos. Haz un documento lo más exhaustivo posible. Rómpete la cabeza buscando la forma en la que los usuarios buscan tus productos, saca un listado gigantesco (no te cortes) y luego pásalo por el Google Planner de Adwords para tener una referencia del volumen de búsquedas de cada palabra.

 

#3 Arquitectura y asignación 

Un punto básico de SEO para ecommerce es la arquitectura de la web. Siéntate con la keyword research y crúzala con tus productos.

En la medida de lo posible tienes que tratar de crear una página de aterrizaje para cada una de las palabras clave, así que tendrás que crear una estructura de categorías > subcategorías > productos en las que se reflejen.

El resto de las palabras con posibilidades pero que no encajen del todo con ningún producto o categoría, no las descartes. Son geniales para usar en el blog y captar tráfico “long tail".

Este punto es un poco diferente si partes de cero a si tienes una web ya creada. En el primer caso, con una hoja de cálculo vale. En el segundo, necesitas crawlear tu página (escanearla con un programa que simula la forma en la que Google la recorre) y ver si la estructura actual puede adaptarse usando la investigación de palabras clave y qué páginas nuevas tienes que crear.

 

#4 SEO on page básico

Aquí tienes que asegurarte de estar cumpliendo con varios requisitos y con determinados elementos que no pueden faltar ni descuidarse:

 

  • URLS: intenta siempre que sean amigables. Si el usuario las interpreta sólo con mirarlas, el buscador también. Esto incluye, por supuesto, introducir la palabra clave en ellas. No es igual mitienda.com/hogar/12239.html qué mitienda.com/electrodomesticos/lavavajillas ¿verdad?

También es importante que omitas caracteres no ASCII. Es decir, ni tildes, ni mayúsculas, ni otros caracteres extraños. Y es recomendable que no incorpores stop words (preposiciones, artículos…) ys que los buscadores las obvian y repercuten en una longitud excesiva de las URLs.

  • Title: la meta etiqueta title es otro de los básicos del onpage. Se trata de ese texto que aparece subrayado en las búsquedas de Google sobre la descripción, y es muy importante ya que contribuye a hacer “entender” al buscador cuál es la temática de la página.

La longitud de los titles tiene que ser de entre 30 y 65 caracteres aproximadamente, ser única para cada página y debe incorporar la keyword por la que quieres optimizar tu página

  • Description: no es tanto un factor tanto de posicionamiento como de conversión, o al menos de CTR. Una buena descripción bajo el title es una gran manera de asegurarse clics si estamos posicionados.

Deben ser descriptivas, únicas, incluir la keyword y su extensión máxima no debería superar los 156 caracteres (o los 933 pixeles pero, simplificando, es mejor orientarse en base al número de caracteres)

  • Headings: los llamados H1, H2 y siguientes. Se utilizan para jerarquizar el contenido. El H1 debe ser único en todos los sentidos: no estar en otra página y no haber más de un H1 por página, pero el resto pueden emplearse según la necesidad.

La mejor manera de entenderlo es con un ejemplo:

  • <H1>Electrodomésticos

    • <H2>Pequeño Electrodoméstico

      • <H3>Batidora

      • <H3>Cafetera

    • <H2>Gran Electrodoméstico

      • <H3>Nevera

      • <H3>Lavavajillas

       

    • Breadcrumbs: las “migas de pan” son esas pequeñas cadenas de enlaces que aparecen en las páginas profundas (categorías, subcategorías, fichas de producto…). Tienen una estructura similar a ésta: dominio-marca-inicio>categoría>subcategoría>producto.

Son muy útiles para el usuario y para Google. Gracias a los breadcrumbs se agiliza la navegación mientras que se potencia el enlazado interno.

Deben enlazarse todos los pasos de la navegación excepto el último ya que seria un enlace reflexivo que no aporta nada.

  • Contenido: trata de dotar a cada página del suficiente texto y que sea un texto optimizado, que incluya la keyword y variaciones semánticas suficientes (sin abusar, eso ya no funciona)

A veces cuesta mucho encontrar el hueco para el texto, pero es necesario si quieres que la página esté optimizada y que no te genere contenido pobre o, lo que es peor a ojos de Google, duplicado. Ojo con el contenido duplicado porque penaliza. Así que deberás trabajarte cada categoría y producto (no es buena idea copiar el texto directamente del fabricante o proveedor, muchos competidores lo habrán hecho ya)

  • Imágenes: incorpora simepre un nombre de archivo optimizado (nada de dsc-232345.jpg) y un "alt text". Este es un atributo que se emplea a efectos de accesibilidad para usuarios que no pueden ver, pero además es útil para que el buscador interprete el contenido de la imagen.

  • Paginados: muy delicados y suelen causar problemas en la categorías. Ten en cuenta que la página 2, 3, 4… tienen prácticamente el mismo contenido de cara a Google, por lo que directamente te recomendamos que sólo indexes la primera página bloqueando el resto a la indexación mediante robots.

 

#5 Linkbuikding

Puede que hayas oído de todo sobre el linkbuilding o la consecución de enlaces, especialmente que es peligroso. Pues bien, es peligroso solamente cuando se hace mal y se generan enlaces de escasa autoridad (comentarios, blogs…), fuentes comprometidas (granjas de enlaces, páginas penalizadas…) o de nula relación contextual con tus productos o servicios.

Los enlaces son necesarios y tienes que conseguirlos de la manera más natural posible para que Google y el resto de los motores de búsqueda puedan interpretar que eres relevante para una determinada palabra clave o intención de búsqueda. Por decirlo de alguna forma: cada enlace es una recomendación.

Aquí te recomendaríamos que utilices alguna herramienta SEO como puede ser Majestic o Ahrefs y lo hagas con dos fines:

 

  • Prospección de la competencia: mira quién y cómo les enlaza. Primero para saber que praxis debes seguir y segundo porque te dará la oportunidad de pedir enlaces a las webs que linkan a tus competidores.

  • Análisis: ya decíamos más arriba que no todos los enlaces valen lo mismo y que no todos son buenos. Antes de decidir publicar un enlace en una página no está de más que mires sus datos.

 

El SEO es lo suficientemente complejo como para llenar mucho más que un post, pero con estos puntos básicos de SEO para eCommerce tendrás mucho ganado a la hora de empezar a optimizar para motores de búsqueda.

Dejar un comentario…


Black Friday: consejos y estrategias

 

El Black Friday, esa tradición norteamericana de descuentos y comienzo de la campaña de ventas navideñas tras el Día de Acción de Gracias a finales de noviembre, se realiza en España desde 2012, cuando se desregularon los periodos de rebajas. No fue hasta el año siguiente que los resultados empezaron a ser llamativos, y ya en 2015 el éxito fue considerable: más de 300 millones de euros en un solo día. En nuestro país cabe destacar la peculiaridad de que, en realidad, hablamos de un periodo de cuatro días, ya que al viernes se une el Cyber Monday (al lunes siguiente), originalmente dedicado a los productos electrónicos, por lo que sábado y domingo también tienen ventas importantes. Las previsiones de este año indican que se superarán las cifras del pasado, y que cuatro de cada diez pymes participarán en esta campaña.

¿Qué podemos hacer para participar y mejorar las ventas en el Black Friday? 

Lo primero es pensar en cómo ve el público este evento comercial. Para la mayoría, es una oportunidad de encontrar grandes descuentos en unos pocos días, y al estar cerca de la Navidad, es una ocasión perfecta para comprar productos acordes con esas fiestas: moda, calzado, complementos, perfumería, cosmética, electrónica, informática, telefonía, regalos, juguetes, alimentación, etcétera… 

Como siempre, nuestra estrategia dependerá de los resultados que queramos conseguir. Participar en el Black Friday es una buena idea ya que, al haberse puesto de moda, la gente está predispuesta a buscar y comprar. Por lo tanto, debemos hacer que sepan que participamos, que tenemos ofertas y descuentos, y que son muy atractivas en comparación a nuestra competencia. Y debemos hacerlo llegar al mayor número posible de personas, y a nuestro público objetivo principal.

- Contacta con tus clientes habituales (email, móvil...)

Hay muchas técnicas que podemos utilizar, pero quizás deberíamos empezar contactando con nuestros clientes conocidos. Un envío previo, una o dos semanas antes, de correos electrónicos promocionales, es una acción casi imprescindible. Nuestros clientes habituales deben saber que no tienen porqué ir a grandes vendedores o plataformas de comercio electrónico para encontrar productos a un magnífico precio. Asimismo, avisos “teaser” o anuncios de descuentos de Black Friday con antelación deben aparecer en nuestra web y, por supuesto, en nuestra tienda física.

También, en la misma línea del aviso con antelación, te puedes plantear los mensajes “push” a móviles, vía apps específicas o incluso con SMS si tienes el permiso expreso de los usuarios. Lógicamente en este caso los mensajes deben ser muy breves y, para que sean efectivos, muy atractivos: reserva una oferta o descuento estrella como mensaje central para móviles.

- Aprovecha las redes sociales a fondo

Aprovecha las redes sociales, sobre todo si tu público es local o muy segmentado. Suponiendo que ya tengas página en Facebook u otras redes, plantéate el hacer una oferta específica y única para los usuarios de esas redes que te tengan como contacto, que hagan “like” o que compartan determinado contenido tuyo. Un sorteo puede servir, pero dadas las características del evento, es mejor ofrecerles algo como un descuento especial propio, para todos o para una parte de tus artículos a la venta. Recuerda que el Black Friday debe su popularidad al boca a boca, a la expectativa compartida masivamente de grandes descuentos, y que los clientes tienden a avisar a sus amigos cuando encuentran un determinado producto al mejor precio o en las mejores condiciones. La integración entre tus páginas de redes sociales y tu tienda virtual debe ser un hecho para aprovechar al máximo esta circunstancia. Una página espejo de tu red social debe verse en tu web, y viceversa, las páginas de promoción o anuncio de tu web deben estar reflejadas en las redes, y todo ello adobado con botones de compartir y “me gusta” bien presentes. Facebook ofrece cada vez más y mejores opciones publicitarias; si tienes una base amplia de usuarios entre los contactos de tu página, puede ser el momento de realizar una campaña para, apoyándote en ellos, captar a más gente con potencial de compra, con una inversión económica asequible.

- Son fechas en que la publicidad es muy efectiva: folletos, adwords...

Por supuesto, es el momento de realizar acciones de publicidad on y off line. Los folletos impresos serán necesarios si tu negocio se basa sobre todo en el local físico: envíos postales, buzoneo, catálogos… todo ello mirando ya de cara a la Navidad. Para la tienda virtual usaremos los Google Adwords, tanto en campañas convencionales por búsquedas específicas como segmentando a usuarios que hayan pasado ya por nuestra web y a los que queramos terminar de captar, atraer y fidelizar. Conviene en estos casos que nuestros anuncios reflejen en el texto los periodos concretos de las ofertas y descuentos, para distinguirlos de las campañas del resto del año o permanentes.

Si tu producto o servicio se presta a ello, deberías plantearte el uso del video promocional, a través de Youtube u otras plataformas, desde tu web y desde tus redes sociales. Requiere de un poco más de imaginación y destreza para conseguir videos atractivos, pero no olvides que un video simpático, breve y con una oferta bien llamativa puede tener una viralidad inesperada. Y en el Black Friday, la viralidad puede suponer una explosión de ventas. Siempre es conveniente encargarlo a profesionales, pero si tu presupuesto no llega a tanto, atrévete a realizarlo tú mismo con tus propios recursos: es un riesgo menor que puede tener un gran premio. Eso sí, si lo cuelgas en tu propia web, asegúrate de tener un buen hosting para el caso de que salga muy bien: los videos consumen mucho ancho de banda.

¿Y en cuanto al marketing?

Esto en cuanto a las técnicas de promoción. Pero, ¿cuál sería la mejor estrategia de precios y ofertas?

Está claro que cada negocio es distinto, y cada uno conoce mejor que nadie a sus clientes y sus productos. Pero el Black Friday tiene ciertas características generales que debemos intentar aprovechar, adaptándolas a nuestro negocio.

Los compradores del Black Friday consideran a este día como el comienzo de la campaña navideña, y por definición, durante las fiestas los precios suelen subir, por lo que la expectativa en el Black Friday y el Cyber Monday es encontrar excepcionalmente y por un periodo muy corto de horas/días productos atractivos a muy bajo precio. Son unas rebajas muy vinculadas al tiempo de duración y al interés del producto: regalos de Navidad que el martes siguiente serán caros pero que, desde el viernes al lunes, se pueden conseguir más baratos incluso que el resto del año. Nuestro objetivo es que esos productos se perciban como irresistibles por su precio para el comprador que ya piensa en las Navidades.

La competencia es muy fuerte, sobre todo en electrónica, moda y regalos. Cada año se suman más negocios a esta campaña, y debes esperar que tus competidores directos estén ahí con sus propias ofertas. Por lo tanto, debes estructurar tu propia promoción con inteligencia.

Primero, debes tener uno o unos pocos productos estrella: llamativos por su valor percibido por el público, a un precio sorprendente que capte la atención de inmediato, de un vistazo. Deben estar en la portada de todo anuncio que realices, on y off line. Lógicamente hay que cuidar de tener suficiente stock del producto, y conseguir que, aunque no ganemos apenas margen en la venta, nos sirva para “enganchar” al comprador para que adquiera otros productos. La negociación con el proveedor para reducir su coste es esencial, y es algo que se puede realizar con antelación: conviene planificar estas campañas de forma anual, igual que con todas las rebajas. 

Segundo, debes tener descuentos para tu público, en porcentaje o en cantidad, que apoyen el efecto de las ofertas estrella que actúan como “gancho”. Todo esto es marketing básico aplicable a cualquier campaña de ventas, pero en una campaña tan explosiva y breve como la de Black Friday es esencial. Debes conseguir que el público atraído por tus ofertas se quede comprando en tu tienda otros productos menos atractivos pero interesantes porque disponen de un descuento. Segmentar esos descuentos puede ser un modo muy bueno de optimizarlos. Como hemos mencionado antes, tus usuarios de Facebook pueden tener un descuento propio, tus clientes habituales contactados por email otro diferente, tus clientes vía web otro… y éstos pueden ser acumulables o no, complementarios o excluyentes, para unas categorías o para todas, etcétera. Estudiar y planificar los descuentos para una campaña, corta o larga, exige tiempo y reflexión y calculadora, y el tiempo a veces no nos sobra. Pero una campaña de ofertas y descuentos bien diseñada puede amplificar enormemente el éxito en ventas y captación de clientes, además de su fidelización. Vale la pena.

Desde el punto de vista de la tienda online, para toda campaña como el Black Friday, hace falta tener al día el catálogo, con la información de cada producto bien detallada, así como su precio antes y durante la oferta, y por supuesto, hay que saber destacar los productos o categorías estrella en todos los soportes donde vayamos a presentarlos.

Mención aparte está la tendencia, sobre todo en grandes marcas comerciales, a ampliar la duración del Black Friday días o semanas antes y después de la fecha del evento. Para grandes vendedores, esta estrategia está resultando exitosa, pues pueden sacrificar beneficio en campañas más largas con poco coste marginal. Sin embargo, es una estrategia a seguir con precaución por parte de pymes, ya que el coste marginal es mayor. Si nuestro público objetivo es de retorno frecuente y difícil de fidelizar, puede interesarnos extender la campaña para mantenerlos con nosotros y aumentar la facturación total. Pero si es un comprador de retorno ocasional o distanciado, o lo tenemos más fidelizado, entonces quizás la limitación de la campaña a sus días tradicionales puede ser lo mejor por el ahorro de costes.

Por último, podemos plantearnos el uso temporal o permanente de las plataformas de comercio electrónico para aprovechar al máximo el Black Friday. Podemos ofrecer nuestro catálogo de productos, en parte al menos, a través de plataformas tan populares como Amazon, Alibaba o eBay. Estos mercados de comercio electrónico tienen un público masivo durante el Black Friday, y esperan aumentos descomunales de facturación para este año (un 80% en el caso de Amazon, por ejemplo). Para una pyme con tienda virtual, su principal ventaja es que pueden atraer a muchísima gente a nuestros productos y marca en poquísimo tiempo, prácticamente sin invertir nada en publicidad. Además, estas plataformas ofrecen un soporte muy bueno en atención al cliente, garantías y servicio postventa, traducción, logística e internacionalización, por lo que si tenemos un buen nicho y queremos salir a otros países, suponen una gran oportunidad. Sin embargo, hay que tener en cuenta que nos cobran una comisión por venta realizada (hasta el 15% en Amazon), la personalización de nuestros listados es mínima, y la fidelización muy difícil incluso si permanecemos en la plataforma de forma prolongada, ya que los usuarios están vinculados a la plataforma, no al vendedor. Además, la competencia en estas plataformas es incluso peor que la convencional, y debemos disponer de un estocaje mucho mayor con menores márgenes para ser competitivos. Aun así, son unas herramientas a tener en cuenta para periodos cortos, para ciertas categorías de productos, o para acceder a mercados de otros países del mundo.

Dejar un comentario…


Cómo crear una buena página de categoría para tu tienda online

 

Crear una buena página de categoría, o incluso optimizar una página de categoría ya existente, es la mejor forma de intentar capitalizar el tráfico que ya estás captando. Vamos que ya que has invertido en una caña, alquilado un barco y comprado el mejor cebo y, gracias a ello, has conseguido pescar. Lo mejor sería intentar tener a esos peces en un cubo sin agujeros del que se puedan escapar ¿no crees? 

Le solemos dar una gran importancia a la ficha de producto y es lógico porque desde el punto de vista de la conversión es absolutamente crítica, pero muchas veces pasamos por encima de las categorías que son casi igual de importantes desde la óptica del ROI pero mucho más interesantes si hablamos de la captación.

No olvidemos una norma muy básica del SEO: hay que optimizar siempre para la keyword y la intención de búsqueda que nos ofrezca un mayor potencial en volumen de búsquedas.

Vamos a ver unos cuantos consejos rápidos para crear una buena página de categoría, y con buena queremos decir que venda y capte.

 

#1 Metaiformación y titulares 

Este no es un post sobre SEO, pero es muy importante que contempléis siempre unos mínimos:

  • Meta title: tiene que ser único, con una longitud superior a 30 caracteres e inferior a 60 y, por descontado, incluir la palabra clave a posicionar.

  • Meta description: no tiene un valor SEO cómo tal, pero procurad que la descripción sea atractiva, incorpore una llamada a la acción y la palabra clave principal de la categoría.

  • Meta keywords: no se pone, no sirve para nada, no es útil (a menos que quieras hacer SEO para Baidu)

Esta información es un poco transparente para el usuario, pero es otra de las claves es la estructura de encabezados y esto sí es visible. Procura:

  • Introducir la keyword principal y variaciones

  • Darle una jerarquía lógica (despues de H1 viene H2)

  • Integrarlo a nivel de maquetación de manera armoniosa

#2 Breadcrumbs 

Debería ser obligatorio utilizar las migas de pan en fichas y categorías, son útiles tanto para el usuario que puede utilizarlas para navegar por la página como para el bot de los motores de búsqueda y la optimización del enlazado interno.

 

#3 Texto

Este suele ser uno de los puntos de fricción más habituales entre diseñadores, UX, marketing y SEO… vamos que es un tema de los que hacen que las reuniones acaben en follón.

Lo sentimos, el texto es necesario para el usuario en primer lugar y después para el SEO. Ayuda a poner en contexto la landing para aquel que aterrice de manera directa en ella, es decir, que no haya llegado a la categoría a través de la navegación interna. Por otra parte, nos ayuda a hacerla única y a evitar contenidos duplicados.

¿Y dónde lo ponemos? Está claro que 300 palabras con sus negritas y sus H1 y H2 no son precisamente el sueño de un diseñador. Aquí todas las partes deberían ceder. Desde luego que lo deseable es que el texto esté lo más arriba posible en el código y pegadito al H1, pero pensemos también en el usuario que no quiere leerse una biblia antes de comprar. Pongámoslo abajo, en un lateral… pero pongámoslo, que es importante.

Tiene que ser legible, bien contrastado en cuanto a colores y que aporte algo, no una sucesión de keywords sin sentido.

 

#4 Filtros

Es otra de las claves y a lo que hay que prestar la atención suficiente. Por lo general el usuario que utiliza los filtros es un usuario que está avanzando en el proceso de compra es, por decirlo de alguna forma, un usuario más cualificado. 

Los filtros deben ser: 

  • Intuitivos y ajustados a la lógica del usuario: cuida la rotulación de cada opción (llámalo de la manera que le usuario lo haría), asegúrate de utilizar los recursos oportunos (radio buttons, sliders, dropdowns…) y sitúalos en el lugar que el usuario piensa encontrarlos de manera natural.

  • Los justos y necesarios: introduce los que consideres que realmente se van a utilizar y si no se usan después de un tiempo suficiente de análisis es conveniente que los elimines, no hace falta abrumar.

  • Atención a las interacciones entre filtros: cuando se utilizan demasiados filtros de manera simultánea podemos complicar la labor al usuario más que facilitársela.

 

#5 Imágenes 

Son vitales para la conversión. Intenta siempre ofrecer fotos de la mejor calidad posible. Tienen que estar correctamente iluminadas y transmitir profesionalidad. 

En cuanto al tamaño… pues podríamos recomendarte una cosa y la contraria. Las imágenes grandes suelen vender mejor por norma general. Así que prueba a plantear grids con menos columnas, sacrificarás cantidad de producto aunque será más visual. Pero insistiría en que probases ambas soluciones porque esto tampoco es una ciencia exacta.

 

#6 Ratings

Si tienes el clásico sistema de estrellitas para valorar los productos, también sería una buena idea hacerlo visible en la página de categoría. La prueba social y la recomendación entre iguales siempre suma a la conversión. En tu panel de control de tiendy podrás encontrar el módulo de integración con Yotpo.com, que te ayudará a conseguirlo de forma sencilla.

 

#7 Llamadas a la acción

Siempre importantes, las llamadas a la acción (CTA) también resultan decisivas en una buena página de categoría. 

La clave de un buen CTA es diseccionar la intención del usuario y lo que tú quieres de él. Si quieres que añada al carrito directamente desde la categoría, pónselo fácil: pídeselo y pon un buen botón que destaque sobre el clásico “ver más”. Pero si lo que te interesa es intentar hacer que compre, pon un botón que incite a comprar y no a añadir al carro.

Dale muchas vueltas a los textos y haz muchas pruebas. Te va a sorprender ver la incidencia sobre las tareas del usuario de un texto con respecto a otro.

 

#8 El buscador

A veces los filtros no son suficientes, son demasiado complejos o el usuario está demasiado acostumbrado a usar el buscador y no quiere complicarse. Mantén el buscador siempre accesible en tus categorías porque los visitantes nunca dejan de sorprenderte con su forma de buscar.

Hay muchas más cosas que te podría decir, pero tal vez sólo hay una más que no me gustaría obviar y que tiene que ver con el sentido común: ponle nombres lógicos a las categorías, por favor. Para el usuario y para el SEO, si llamas a una categoría para tus dormitorios de estilo árabe “ensoñaciones de oriente”, vas a hacerle pensar y ninguno de los dos quiere.

 

Estos son sólo algunos consejos, pero si los aplicas junto a una buena dosis de sentido común, tendrás mucho ganado a la hora de crear tus páginas de categoría.

 

En tiendy ya dispones de un potente buscador en tu tienda, que puedes complementar con otras herramientas de fácil integración. Tienes varias alternativas en el mercado como Doofinder o EmpathyBroker.

 

 

Dejar un comentario…


Herramientas de atención al cliente en eCommerce

 

 

Tener una tienda online implica necesariamente tener un servicio de atención al cliente que dé la talla. En las manos de cada propietario está el hecho de formar adecuadamente a todos aquellos que van a estar de “pantalla” al público, por eso es interesante asegurarnos de que nuestro servicio de atención esté formado por personas que sean:

  • Empáticos: cuanto más sea capaz de ponerse en la piel de usuario más sencillo resultará el dar con una solución y evitar que se generen potenciales crisis.
  • Conocedores del producto: sólo basándose en un sólido conocimiento podremos estar en condiciones de resolver dudas y asesorar.
  • Resolutivos: gente con capacidad de reacción.
  • Con formación en ventas: no queremos decir que sean comerciales, pero tener claros ciertos rudimentos y un buen argumentario pueden darnos un salto de calidad y un aporte a las ventas.

Pero de nada nos servirá tener los mejores profesionales si no les proporcionamos las herramientas adecuadas. En este post os hablaremos de tres canales de atención al cliente y de algunas herramientas para cada una de ellas.

Atención al cliente por teléfono

Por mucho que nuestro comercio electrónico esté en la red, no debemos obviar la importancia del teléfono en la atención al cliente. Son demasiados años utilizando la línea telefónica para acostumbrar de golpe a los usuarios a utilizar otra vía y tampoco sería prudente.

Aunque parezca que en una web la optimización del teléfono pasa sólo por situarlo en una cabecera o un pie, que sea de gran tamaño e incorpore click to call para hacer llamadas sólo con pulsar desde un dispositivo móvil, podemos ir un poco más allá.

Desde hace algún tiempo es relativamente común encontrarse páginas que tienen el reclamo “te llamamos gratis”. Este tipo de servicios call back funcionan, por lo general reducen el abandono, elevan las ventas y, además, incorporan sus propias estadísticas con lo que podrás conocer el ratio de conversión de las llamadas.

Herramienta: webphone te permite integrar el sistema en tu página desde 50€ y no tiene coste para el usuario.

Atención al cliente vía mail

Protocoliza en la medida de lo posible, plantéate todas las situaciones posibles, surgirán más, no lo dudes, pero cuantas más vueltas le des en un principio más tendrás ganado. No debes agarrarte al protocolo cómo a una verdad única, pero será una buena guía a la hora de abordar un asunto o incidencia que corresponda a un patrón.

Cuando no hablamos de intervenciones puntuales, si no de estrategias un poco más genéricas, la clave está en la segmentación: Debes tener listas muy bien diferenciadas (y actualizadas) con tácticas propias. Desde las newsletters a los mails transaccionales todo debe cuidarse al máximo tanto en contenido cómo en tono, pero sin olvidarnos de controlar los horarios o los días de la semana.

Herramienta: Acumbamail es eficiente y permite crear y gestionar todo en castellano. Cuenta gratuita para 2.000 envíos mes.

Chat online

Uno de los sistemas más populares desde hace ya algún tiempo. Son muy útiles por la inmediatez. Asistencia en tiempo real sin abandonar la página en ningún momento.

Podríamos diferenciar entre los chats de “primera generación” en los que se opera a través de un administrador y no distan mucho de lo que sería cualquier sistema de comunicación entre particulares. Son sencillos pero efectivos, no obstante, los de “segunda generación” ya están entre nosotros. La principal diferencia es que se ha dado un salto en la capacidad de interacción, puesto que este tipo de chats incorporan opciones avanzadas.

Herramienta: Oct8ne un sistema de chat con integración con el teléfono y un co-visor para compartir pantalla entre usuario y agente. Puedes instalar una versión lite pero 100% operativa gratis.

Estamos seguros: si les das estas herramientas o similares a los encargados de atender al cliente, conseguirás que su trabajo sea más eficiente y mucho más fácil de medir con lo que estarás un poco más cerca de poder ir optimizando tus ventas, no sólo de manera directa mediante la asesoría al usuario, también gracias a que podrás prevenir incidencias a futuro.

Si te animas a probar alguna de estas herramientas de atención al cliente, nos encantaría que nos contases qué tal ha sido tu experiencia.

Dejar un comentario…