Crisis económica, internet y redes sociales

A lo largo del año y medio transcurrido desde el verano de 2008 hasta ahora se han venido produciendo en el mundo un conjunto de acontecimientos económicos y sociales con influencia directa en todos los ámbitos de la vida de su población, en particular, en el socio-cultural y el tecnológico.

La extraordinaria recesión mundial, fruto de la agudización de la crisis económica y financiera, ha traído como consecuencia el hundimiento de las economías familiares y empresariales de la inmensa mayoría de países y el consiguiente derrumbe de todos los índice, parámetros y datos sobre los que se asienta el actual sistema económico. A grandes rasgos y sin entrar en detalles -ya llevamos más de un año padeciendo el bombardeo de cifras económicas por parte de todos los medios de comunicación- nos referimos a:

• Caída del PIB (producto interior bruto) de la práctica totalidad de países, alcanzando la mayoría de ellos cotas negativas.

• Reducción de las cifras de gasto de las familias hasta niveles alarmantes, lo cual ha provocado el hundimiento del sistema de sociedad de consumo imperante.

• Asfixia y desaparición de un elevado porcentaje de empresas y, lo que es más importante, de pymes, microempresas, negocios familiares y profesionales autónomos, debido en gran medida a fa falta de crédito de las entidades financieras por una parte y al derrumbe de los niveles de consumo social por otra.

• Aumento de las cifras de paro en todos los países (con niveles escandalosamente altos en España).

Mientras tanto, en el ámbito tecnológico, más concretamente en Internet, se han venido desarrollando de forma simultánea otro conjunto de acontecimientos, derivados de la situación de crisis y probablemente acelerados o estimulados por su magnitud, que han tenido como vía de propagación la Red:

• Incremento superior al 70% del número de internautas a nivel mundial durante el último año, pasando de los 1007 Mill. de finales de 2008 (cifras de la consultora Comscore) hasta alcanzar el pasado septiembre los 1.734 Mill. (estimaciones de Internet World Stats). En España ya alcanzamos los 24,3 Mill. según datos de la Fundación Telefónica.

• Frente al descenso de las cifras de negocio del sector servicios tradicional, se está produciendo un aumento en paralelo del volumen de facturación del comercio electrónico a nivel mundial, crecimiento basado en dos aspectos fundamentales y decisivos del mercado online: un extraordinario abaratamiento de costes y un exponencial crecimiento del número de posibles clientes. La consultora Forrester nos muestra las ventas generadas por el comercio electrónico mundial durante los años 2008 y 2009, 215 y 239 mil Mill. € respectivamente, con unos crecimientos interanuales del 18% en 2008 y del 11%, 12% y 16% en los tres primeros trimestres del 2009. Las expectativas de crecimiento interanual para los próximos cuatro años son, según esta misma consultora, del 14,2% en 2010, 10,2% en 2011, 9% en 2012 y 8,2% en 2013.

• Aumento del volumen de negocio del sector publicitario en la Red, producido no por incremento de las cifras globales de inversión de las empresas en publicidad, sino por crecimiento de un medio determinado dentro del sector como es Internet (conviene recordar que la publicidad actúa como parámetro indicador de hacia dónde se dirigen las nuevas tendencias sociales y, por tanto, las Empresas). Si consideramos la cifra de gasto mundial en publicidad mundial durante 2008, 266,5 mil Mill.€, ésta supuso una tasa de crecimiento del 1,3% respecto de 2007. Para 2009 y 2010 no se esperan variaciones significativas (consultora ZenithOptimedia). Muy al contrario ocurre con la publicidad en Internet, la cual experimentará un crecimiento (previsiones de la comsultora PWC), desde los 42,9 mil Mill.€ en 2009 hasta los 63,3 m.M.€ en 2013, con tasas de crecimientos anuales en torno al 13,4%.

En el ámbito socio-cultural, y también de la mano de la tecnología, se ha producido asimismo un vertiginoso crecimiento de las redes sociales, sistemas de mensajería instantánea y otras formas de intercomunicación personal -y empresarial- y un lento declive, sobretodo dentro del sector juvenil, del medio de difusión de la información por excelencia, la televisión (peor parados aún salen otros medios como la prensa escrita, radio, revistas, etc.). Así, a modo de ejemplo, observamos que en España el número de usuarios de redes sociales se ha incrementado en el último año en un 500% (tres de cada cuatro internautas), dejándola como el segundo país de Europa por penetración tras Gran Bretaña (Fundación Telefónica). El primer puesto a nivel mundial lo ocupa Brasil.

Las consecuencias de este boom de las redes sociales están siendo claras: rápida migración, desde los medios de comunicación tradicionales hacia Internet, de los escasos recursos económicos destinados por las empresas al marketing y la publicidad. Eso parece indicar en su 2º informe semestral de 2009 la organización EIAA (European Interactive Advertising Association), según el cual se estima que un 36% del presupuesto anual de publicidad de las empresas inicialmente destinado a la TV, el 30% del marketing directo, el 30% de las revistas y el 27% de los periódicos, por citar los más destacados, irá a parar a la publicidad online.

El análisis del conjunto de datos antes reseñados está sirviendo para que las empresas y comercios se replanteen su tradicional modelo de negocio, valorando las ventajas que Internet puede aportarles y apreciando en este medio una oportunidad de negocio con extraordinarias expectativas de crecimiento, no solo ya como canal de ventas directo, sino como medio para que su imagen de marca o sus productos sean visibles para un ingente número de potenciales clientes.

A partir de estos planteamientos y tomando en consideración las necesidades reales de una gran parte de empresas y negocios que quieren tener presencia en Internet, o que quieren constituir su propia tienda virtual, Tiendy ha desarrollado su plataforma web con el propósito de facilitarles el acceso a la Red de forma ágil y sencilla.

La filosofía de Tiendy es que la tecnología no suponga un impedimento para pymes, pequeños empresas familiares y autónomos, sino una oportunidad de negocio asequible, fácil de usar y segura. Queremos darle al comerciante todas las facilidades para que, sin necesidad de conocimientos técnicos y sin tener que contratar un alojamiento web adicional, cree su tienda o su catálogo online, introduzca textos e imágenes de sus productos y los organice a su gusto, gestione sus pedidos y stock, edite y administre sus blogs y los contenidos de las páginas de su web, reciba información estadística de sus visitas y estructure su web como le plazca. En definitiva, que se dedique únicamente a la gestión de su negocio y a la atención de sus clientes.

Dejar un comentario…



2 Comentarios para "Crisis económica, internet y redes sociales"

  1. Jpe Franco | Crear tienda online dice:
    Es una interesante iniciativa, aunque tengo que reconocer que como técnico siempre he sido reacio a usar plataformas de terceros, principalmente por la limitaciones en cuanto a la flexibilidad de aplicar optimización onpage de nuestro sitio y diferentes aspectos de tuning. En este punto, sería de interés saber como se comporta vuestra plataforma, para evaluar de cara a realizar una mención en nuestro blog para emprendedores con dificultades técnicas.

    Atentamente,
    Jpe Franco
  2. tiendy dice:(tiendy)
    Te animamos a que la pruebes y saques tus propias conclusiones ;)

    Un saludo

Déjanos tu comentario

Dejar este campo en blanco (anti spam):

Cargando Captcha...
Si tarda mucho en cargar por favor deshabilite Adblock!