Kidwall - la historia de Captain Kid

En tiendy, estamos orgullos de nuestros clientes, desde el más pequeño hasta el más grande. Porque todos tienen historias extraordinarias. Por eso, queremos que todo el mundo las conozca.

Empezamos aquí una serie en la que iremos contando las historias de nuestras tiendas. Esperamos que os gusten tanto como a nosotros ;)

 Y el encargado de abrir el telón es el Capitán Kid en http://www.kid-wall.com.

Ésta es la historia de Captain Kid

Érase una vez un niño al que le gustaba mucho dibujar, así empezó la historia de KidWall hace unos cuantos años ya, cuando en 1978 nació Jonas Österberg, en un pueblo de Finlandia. Desde siempre, le gustó todo lo que tenía que ver con lo creativo.

“Recuerdo muy bien cuando mi tía venía de visita. Ella trabajaba en una imprenta, y nos solía traer un rollo de papel que no les servía en la imprenta, porque solo quedaban unos cuantos metros de papel. Nosotros estábamos eufóricos, desenrollamos un par de metros de papel en el suelo del salón, mi hermana, nuestros amigos y yo, nos poníamos a dibujar. Era genial, solíamos dibujar un mar gigante con barcos, piratas, tesoros, helicópteros, en realidad, era un cuento interactivo, uno dibujaba un barco que se hundía, y el otro un helicóptero de rescate…”

Pasaron los años, el niño crecía, y en los años 90, sin tener muy claro que quería ser de mayor, se inscribió en una pequeña universidad para estudiar diseño. Fue una apuesta muy acertada, y los siguientes años fueron un gran descubrimiento, al final de sus estudios se fue a Portugal para ver lo que el mundo podría ofrecerle, y se encontró con una chica muy guapa.

Con los estudios acabados, se trasladó a España (país de origen de la chica guapa). Quería demostrar lo que había aprendido, y encontró un trabajo en un estudio de arquitectura para trabajar como diseñador creativo. Los años pasaban y  la experiencia aumentaba. Los proyectos eran muchos y diferentes. Tuvo la oportunidad de trabajar para los clientes más destacados de España, diseñando todo tipo de muebles, y decorar espacios de gran variedad.

Con casi 10 años de experiencia, sentía que había tenido la oportunidad de hacer un montón de cosas, pero faltaba algo…

Un día nace su hijo, un niño con grandes ojos y una sonrisa preciosa, al que le encanta correr, correr y correr…

Cada día en casa se convierte en una aventura, poco a poco empieza a formarse una idea,.., hay un héroe en nuestras aventuras, y se va a llamar Kid, Captain Kid!

Empiezan a salir dibujos que se convierten en cuadros, la idea de sacarlo en papel no acababa de convencer, hasta que un día lo ve impreso sobre un lienzo de algodón con colores vivos. Era precioso, allí estaba el primer cuadro de KidWall!

El padre y Captain Kid juegan mucho, sobre todo corren y corren. A veces dibujan juntos, y por las noches el padre se inventa un cuento de un coche de carreras rojo para contarle a su hijo antes de dormir.

El futuro

Kid-Wall quiere reinventar el cuadro infantil, devolverle el brillo e importancia  a un objeto tan bonito como el cuadro de lienzo. La calidad tanto en el arte como en la fabricación es fundamental. Los dibujos nacen a partir de historias personales del entorno familiar y amigos de Kid-Wall, donde la gente puede participar y tener un cuadro especial. La fabricación se hace con impresión de última generación, en un lienzo de 100% algodón que se monta artesanalmente sobre un bastidor de madera. Nuestro objetivo es ser un referente en cuadros para niños en España.

 

 

Dejar un comentario…



0 Comentarios para "Kidwall - la historia de Captain Kid"

Déjanos tu comentario

Dejar este campo en blanco (anti spam):

Cargando Captcha...
Si tarda mucho en cargar por favor deshabilite Adblock!